Redacción de pesos y medidas

De la siempre indispensable Fundación del Español Urgente:

Con motivo de la aprobación de las nuevas definiciones de unidades físicas por la Conferencia General de Pesas y Medidas, se ofrecen a continuación una serie de claves:

1. Nombre del organismo

A la entidad responsable de normalizar las mediciones físicas se la conoce también como Conferencia General de Pesos y Medidas (es decir, con Pesos en lugar de Pesas), forma igualmente válida. Su sigla en español es, como en francés, CGPM.

2. Nombres de unidades

Los nombres de unidades físicas se escriben en minúscula, incluso si derivan de nombres propios: el amperio, el kilogramo, el mol, el julio

Cuando existe forma española del nombre, es preferible ésta a la inglesa o francesa: voltio mejor que volt, vatio mejor que watt, ohmio mejor que ohm. En el caso del amperio, el Diccionario académico admite también la variante ampere, escrita sin acento (no ampère) y en redonda.

La unidad de temperatura se llama kelvin, no grado kelvin, y su símbolo es K, no °K.

3. Símbolos de unidades

El símbolo del kilogramo es kg, sin punto y siempre en minúscula, incluso si se emplea en contextos escritos íntegramente en mayúscula, como en los titulares. Tampoco es adecuada la grafía Kg, con la letra k en mayúscula.

4. Nombres de isótopos y otros conceptos

Según las normas internacionales de nomenclatura química, los isótopos se nombran con la denominación del átomo seguido inmediatamente de un guión y su masa atómica: silicio-28 puro y no silicio puro-28 ni silicio puro 28.

La constante universal que servirá para la medida del kilogramo se llama constante de Planck, con constante en minúscula y con el nombre del físico acabado en ck (no Plank). El instrumento para la medición es la balanza de Watt, con balanza en minúscula.

Este artículo fue publicado en Artes y letras, Educación, Noticias y etiquetado . Marcador del enlace permanente.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *